Martes, 18 Julio 2023 09:04

Las altas temperaturas previstas estos días, entre 40-44 grados, son anómalas y poco habituales

Inmersos en la canícula, el periodo más cálido del año, entre el 15 de julio y el 15 de agosto, la intensidad del calor previsto para los tres primeros días de esta semana “no será normal ni habitual”, lo que favorecerá temperaturas extremadamente altas, entre los 40 y 44 grados.

Así lo ha puesto de manifiesto, Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), quien ha pronosticado que durante los tres primeros días de esta semana se espera un episodio de “temperaturas muy altas, probablemente una ola de calor”, por la presencia de un potente anticiclón que abarca toda la zona central y occidental de la cuenca mediterránea.

Dicho anticiclón impulsa “aire muy cálido del norte de África” lo que favorece una estabilidad atmosférica, sin demasiada ventilación, acumulando el calor cerca de la superficie, y que desde este lunes serán superiores a 40 grados en el este, centro y sur de la península y Baleares, e incluso más de 42-44 grados en la depresión del Ebro, Ampurdán, Mallorca y Valle del Guadalquivir. Del Campo ha explicado que al comparar las temperaturas previstas de lunes a miércoles, con los datos registrados entre 1991 y 2020, se comprueba que se situarán entre el 5 por ciento de las más cálidas registradas por estas fechas en el centro, este y sur de la península y Baleares, e incluso, de manera local, se podrían batir registros de máximas.

Ante esta situación, Meteorología ha activado los avisos en más de media España con mayor incidencia en Andalucía, donde las provincias de Córdoba y Jaén mantienen el nivel rojo (riesgo extremo) por máximas hasta 44 grados. Del Campo ha asegurado que, por la noche, las temperaturas también serán muy elevadas, con noches tórridas, es decir, mínimas superiores a 25 grados en puntos de la costa mediterránea, pero también en el entorno de grandes ciudades del interior peninsular.

Martes

Habrá un ascenso térmico de hasta 6 grados en el noreste, regiones mediterráneas y Baleares por los vientos, que soplarán del suroeste y que llegarán muy recalentados a esas zonas; por el contrario, los mismos vientos entrarán más frescos en el Valle del Guadalquivir y del Guadiana propiciando que bajen algo las temperaturas.

Aún así, -ha continuado el portavoz de Aemet- el martes seguirá muy cálido en el centro y este de la península y Baleares, con valores entre 5 y 10 grados por encima de lo normal e incluso entre 10 y 15 grados en el noreste, lo que significa que se alcanzarán entre 38 y 42 grados en esas zonas y hasta 42-44 grados en la depresión central del Ebro, Aragón y Cataluña. “Son temperaturas extremas para la zona y no se puede descartar que se batan algunos registros en el nordeste de la península”, ha hecho hincapié.

La madrugada del martes también será muy cálida y en localidades costeras del Mediterráneo y grandes ciudades del interior, como en Madrid, probablemente no se baje de los 25 grados. También se formarán tormentas, sobre todo en puntos aislados del centro y del noreste, especialmente en áreas montañosas del Sistema Central, Sistema Ibérico, Pirineos y zonas próximas, que serán, en general, con poca precipitación, pero con rachas de viento asociadas muy intensas.

Miércoles

Con la entrada de vientos del norte, habrá una bajada acusada en el noreste de la península que podría ser extraordinaria en Euskadi, Navarra y Aragón de hasta 10 grados menos que el día anterior. En el centro, este y sur de la península y Baleares se podrán alcanzar los 40 grados en puntos de esas zonas y no bajar de los 25 grados durante la madrugada; esas máximas contrastarán con las del Cantábrico, donde a duras penas se alcanzarán los 25 grados, la zona más fresca del país.

NOTICIA: EFEverde

Visto 325 veces